Trabajos en tejados: Siempre con seguridad

Cuando realizamos trabajos en altura la seguridad se convierte en un aspecto fundamental, y no es extraño necesitar en ocasiones trabajar en tejados y azoteas para solucionar problemas tanto de construcción como de mantenimiento. En las siguientes lineas vamos a explicarle la mejor forma de acometer trabajos en tejados.

Si bien no es demiasdo inteligente andar encaramándose a los tejados, puede haber momentos en los que necesite escalar para arreglar tejas y antenas o limpiar restos de árboles, por ejemplo. Así que aquí os dejamos una guía paso a paso y una lista de verificación para asegurarse de que todo transcurra sin problemas.
Un arnés de seguridad puede parecer excesivo, pero un deslizamiento podría tener consecuencias dramáticas. Incluso si solo va a subir por un momento, cinco minutos dedicados a garantizar su seguridad no tienen precio.

Reúna los elementos de seguridad

Escalera adecuada para la altura de la pared; arnés de seguridad; una cuerda capaz de soportar hasta 700 kg de tensión; zapatillas deportivas de suela blanda.

Una vez tengamos todo el material ya podremos empezar con nuestro trabajo.

Si precisa cualquier tipo de material para acometer este tipo de trabajos, en Senra Maquinaria Pontevedra encontrará un amplio catálogo de arneses y elementos de seguridad que le harán el trabajo mucho más fácil. Consúltenos sin compromiso.

Trabajar en tejados con seguridad, paso a paso

Paso 1

Para acceder a un tejado, necesitarás una escalera de extensión. Manténgase alejado de las líneas eléctricas y no coloque la escalera frente a las puertas. Si se va a bajar de la escalera por la parte superior, asegúrate de que esté extendida 1 m más arriba que la canaleta o el techo. El ángulo de la escalera debe ser de 4 en 1, es decir, por cada 4 m que suba, saldrá a 1 m de la línea del canal. Mantenga su vista siempre hacia la escalera y mantenga 3 puntos de contacto con ella (ambos pies y una mano sobre el larguero).

Paso 2

Cuando esté en un tejado, va a necesitar usar un arnés enganchado a una cuerda de seguridad firmemente anclada. Lance una cuerda con una capacidad de tensión de al menos 700 kg sobre el techo.

Paso 3

Ate la cuerda a una parte estructural de la casa o un árbol. (¡No tenga la tentación de atarla a la bola de remolque del coche no vaya a ser que alguien arranque el vehículo y se vaya con usted!)
Use un nudo de seguridad que sea fuerte pero fácil de deshacer.

Paso 4

Pídale a un profesional que le explique cómo ponerse el arnés y ajustarlo para que se adapte correctamente a su cuerpo. Póngase el arnés pasándolo por las perneras y luego colocándolo sobre los hombros con el anillo en D en la parte de la espalda. Doble la hebilla del pecho. El cordón, que conecta el arnés con la cuerda de seguridad, se fija al anillo en D y debe estar en la parte superior, centrado entre los hombros.

Paso 5

Suba la escalera, extienda la mano y tire de la cuerda para que quede tensa. Ate un nudo simple.

Paso 6

Coloque el gancho del arnés en el lazo. Ahora está listo para pisar el techo. En la medida de lo posible, camine solo sobre la línea de tornillos en los techos de metal y en la parte delantera de las tejas, donde tienen doble grosor y están cubiertos por un listón de madera debajo. Siempre debe moverse lenta y cuidadosamente para mantener el equilibrio. No permita que el arnés le dé una falsa sensación de seguridad, es un último recurso solamente.

Paso 7

Una vez en el techo, alcance la cuerda más alta y ate un segundo lazo. Manténgase firme, suelte el arnés del primer bucle y córtelo en el segundo bucle. Continúe hasta el techo de esta manera, asegurándose de que está estable antes de soltar y volver a recortar. No se levante sin estar sujeto por una de las cuerdas: están ahí para salvarle si resbala.