Cubos Hormigón

La mezcla del hormigón paso a paso

Los propietarios de casas a menudo se enfrentan a la tarea aparentemente desalentadora de reparar , reemplazar o instalar hormigón alrededor de sus hogares. Pero debido a que la mayoría de la gente nunca ha trabajado con el material y / o no están familiarizados con la mezcla no saben muy bien por donde empezar. La verdad es que, con un poco de maña y trabajo duro, mezclar este material para pequeños proyectos en casa es posible. Aunque para evitar problemas lo ideal es ponerse en manos de un profesional de la construcción.

Lo que usted necesitará para mezclar

Lo que necesita depende del tamaño y el alcance de su proyecto. Las mezclas de hormigón para pequeños proyectos caseros se pueden hacer a menudo en una carretilla. Sin embargo, los proyectos más grandes pueden requerir que compre o alquile una mezcladora portátil de cemento. En Senra Maquinaria disponemos de todo el material necesario.

Lo primero que necesita saber sobre la mezcla de este material son las proporciones adecuadas para hacer un hormigón capaz de soportar una presión adecuada para la mayoría de los proyectos de mejoras para el hogar. Las proporciones de mezcla son extremadamente importantes y deben ser estrictamente respetadas para producir una sustancia fuerte y duradera para su proyecto. Los cuatro componentes básicos deben mezclarse según las siguientes pautas para producir concreto de 3000 PSI: una parte de cemento Portland, tres partes de arena, tres partes de agregado y una parte de agua.

Es importante notar que la proporción de agua a cemento determina la resistencia de la sustancia. Un error común al mezclar es agregar más agua para hacerla más fácil de mezclar y de separar. Hacer esto sólo resulta en un producto más débil con una vida útil más corta. A la inversa, no usar suficiente agua resulta en un producto fuerte que es demasiado grueso para mezclar y demasiado difícil de trabajar.

Medición del hormigón

Los cubos de 20 Litros son ideales para medir mezclas de hormigón usadas para proyectos pequeños. Simplemente siga las relaciones anteriores usando el cubo como su herramienta de medición: un cubo de cemento Portland, tres cubos de arena, tres cubos de agregado y un cubo de agua. Esto no sólo producirá suficiente mezcla para la mayoría de los pequeños proyectos de mejoras para el hogar, sino también producir una mezcla que puede soportar aproximadamente 3000 PSI.

Mezcla del hormigón

Para proyectos más pequeños, a menudo es adecuado colocar los materiales en una carretilla y mezclarlos manualmente con una azada, rastrillo o pala. Los proyectos más grandes podrían requerir el uso de una mezcladora de cemento mecánica que gire o mezcle los materiales en una bañera, eliminando la ardua tarea de mezclar a mano y poder trabajar intensivamente. En cualquier caso, ya sea una carretilla o mezcladora de cemento, las proporciones de mezcla permanecen igual.

Si usted encuentra que su proyecto requiere más hormigón que el indicado en las proporciones anteriores, simplemente aumente la cantidad de cubos de material que usted mezcla en proporción a la proporción de mezcla. Por ejemplo: si usas dos cubos de cemento Portland, tendrías que usar seis cubos de arena, seis cubos de agregado y dos cubos de agua.

Curado del hormigón

El hormigón requiere aproximadamente 28 días de tiempo de curado. Es importante que durante los primeros siete días después de verterlo moje la superficie del hormigón diariamente. Esto permitirá que el proceso de curado se desarrolle de manera suave y correcta a medida que el cemento alcanza su máximo potencial de resistencia.