Jardín preparado para afrontar el invierno

La limpieza del jardín antes que llegue el invierno

La limpieza del jardín, especialmente en otoño, puede hacer que nuestros trabajos de jardinería en primavera sean una delicia en lugar de una tarea complicada.La limpieza de nuestro jardín también puede evitar que las plagas, malas hierbas y enfermedades lo ataquen en invierno y causen problemas cuando suban las temperaturas.Limpiar el jardín de cara al invierno también le permite pasar más tiempo centrado en los aspectos divertidos de la jardinería cuando llegue el buen tiempo y proporciona un ecosistema ideal para las plantas perennes y, si nos interesa, poder plantar alguna que otra verdura.

Limpiar el jardín para el invierno

Uno de los aspectos clave de la limpieza de otoño es la eliminación de plagas y enfermedades potencialmente problemáticas.Cuando recoges hojas viejas y broza, estás eliminando un escondite para insectos y plagas que estarán, en las épocas más frías del año, aletargadas y al acecho.El antiguo material vegetal que queda es un refugio perfecto para enfermedades como los hongos, que pueden infectar nuevas plantas en primavera.La limpieza del jardín también debe incluir el mantenimiento de la pila de compost y las prácticas adecuadas para evitar la proliferación de moho y otras semillas indeseadas.

Vacíe y extienda la pila de compost para proteger las nuevas plantas perennes y agregue una capa de nutrientes sobre las camas donde luego plantará.Cualquier compost que no se terminó vuelve a la pila junto con las hojas y los desechos que rastrilló.Limpiar las camas de su pequeño huerto le permitirá cultivar en parte del compost y comenzar a prepararlas para la primavera.
El jardín perenne puede ser rastrillado, desherbado y cortado en la mayoría de sus zonas.
El resto de áreas de su jardín se beneficiarán de la limpieza de otoño, tanto visualmente como de cara a su rebrote en la primavera.
La limpieza de las plantas perennes de jardín le permite catalogar sus plantas mientras hace planes para ordenar y adquirir nuevas especies.

Calendario de limpieza de jardines

El jardinero novato puede preguntarse exactamente cuándo hay que realizar cada tarea.
Es de sentido común en la mayoría de los casos. En el caso de un huerto,tan pronto como las plantas dejen de producir, arránquelas. Cuando una planta perenne ya no florezca, córtela.
La limpieza del jardín incluye las tareas semanales de rastrillado, tareas de compost y deshierbe.
Cuando limpie su jardín, no olvide los bulbos y las plantas recién salidas.
Cualquier planta que no sobreviva al invierno en su zona necesita ser desenterrada y trasplantada. Los bulbos que no pueden invernar son desenterrados, se corta el follaje, se dejan secar durante unos días y luego se pueden colocan en bolsas de papel. De este modo se pueden dejar reposar en un área seca hasta la primavera.

Buenas prácticas para la poda de su jardín

Ya que pretendemos dejarlo todo ordenado en nuestro jardín es difícil resistirse a dar forma y podar setos y otras plantas. Esta no es una buena idea, ya que fomenta el crecimiento de tallos más jóvenes que son más sensible a las temperaturas más frías. Espere hasta que estén inactivos o comience la primavera para podar la mayoría de plantas de hoja perenne y de hojas ancha.
No corte las plantas que florecen en primavera hasta después de que hayan florecido. En cuanto a la limpieza de las plantas de jardín (vegetal muerto o roto) se puede realizar en cualquier momento del año.