Grupos Insonorizados

Energía en cualquier lugar: grupos electrógenos y generadores eléctricos

Una de las piezas fundamentales para ponerse manos a la obra en cualquier trabajo de construcción es contar con una buena fuente de energía, ya sea mediante un grupo electrógeno o a través de un generador eléctrico.

Aunque de primeras pueda parecer que estamos hablando de lo mismo, el grupo electrógeno y el generador eléctrico son cosas diferentes. O complementarias. El generador eléctrico forma parte del grupo electrógeno en tanto en cuanto cualquier grupo electrógeno cuenta con un generador eléctrico que es el encargado de convertir la energía mecánica en energía eléctrica. Pero esta suerte de “dinamo”, en el caso de un grupo electrógeno, es accionada a través de un motor de combustión independientemente del carburante que utilice.

Principios básicos

Un generador eléctrico es una máquina que convierte la energía mecánica en energía eléctrica. La energía mecánica puede ser suministrada por el motor primario, habitualmente un motor de combustión, motor de vapor, agua que cae a través de la turbina o incluso un motor eléctrico o cualquier mecanismo que puede ser una fuente de energía mecánica. Por lo general, esta energía se obtiene a partir de un eje de rotación que también se llama armadura del generador. La energía eléctrica producida a continuación se puede utilizar para la transmisión de energía a nivel comercial, industrial o incluso nacional, aunque la que a nosotros nos interesa es la que dotará de corriente a nuestra maquinaria de trabajo.

Un generador eléctrico tiene dos partes:

    • Estator
    • Rotor

El estator se compone de los polos magnéticos estacionarios, mientras que la armadura giratoria está incluida en el rotor.

Tipos de grupos electrógenos

Dentro del inmenso abanico de grupos electrógenos entre los que podemos elegir el más idoneo para nuestro trabajo podemos distringuir entre diferentes familias en base a algunas de sus características principales.

Según su motor:

  • Diésel – Son perfectos para potencias a partir de 5kW y para un uso frecuente durante periodos de tiempo largos.
  • Gasolina – El más apropiado para la media potencia con una utilización habitual.
  • Nafta – Los más baratos, hay que emplear una potencia dependiendo del uso que se le esté realizando. Por ejemplo, igual o por debajo de 2kW si se emplea regularmente o hasta 5kW si es más esporádico.

Según el tipo de tensión:

  • Trifásico – Es necesario para mantener en funcionamiento a los aparatos con este tipo de corriente que suelen ser motores grandes y de gran potencia.
  • Monofásico – Es el adecuado para el resto de aparatos. Aunque los grupos electrógenos convencionales ya tiene incorporados un sistema trifásico de generación.

Según tipo de arranque:

  • Manual – Para las potencias bajas es el más habitual y se puede realizar con o sin conmutador de carga. Es el más barato pero más complicado ya que necesita de un experto en la conexión del aparato.
  • Arranque eléctrico simple – Preferible para las potencias más altas y tan sólo se debe pulsar el botón de arranque.
  • Arranque eléctrico automático – Este tipo de grupos electrógenos se debe configurar adecuadamente para soportar la carga máxima evitando una sobrecarga. Este tipo de arranque permite el empleo de un generador de menos potencia lo que abarata los costes.

Según su movilidad:

  • Fijos – Es recomendable para los lugares donde es obligatorio su uso o contar con una fuente de energía propia.
  • Móviles – Se emplean para servicios temporales como una obra o una cobertura informativa.
  • Marinos – Son la garantía del suministro eléctrico en las embarcaciones.

 

Si necesitas asesoramiento para la compra o el alquiler de un grupo electrógeno, en Senra Maquinaria estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros a través de nuestro formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad.