Diafanas sin Aislar

Casetas de obra: Comodidad y seguridad

Hay elementos en una obra que dotan a los trabajadores de mayor comodidad en su día a día a la vez que nos permiten ganar en seguridad. En especial ante los amigos de lo ajeno. Estamos hablando de las casetas de obra, uno de los elementos más útiles en cualquier trabajo de construcción.

¿Que tipos de casetas de obra existen?

Entre las diferentes tipologías de casetas de obra que podemos encontrar en el mercado, tanto de compra como de alquiler, podemos encontrar:

Casetas diáfanas aisladas: Estas casetas las puedes encontrar con diferentes superficies. En nuestro caso disponemos de un amplio abanico que va desde los 3m hasta los 8m. Pueden a su vez disponer de diferentes distribuciones. Por ejemplo, con baño lateral o incluso con dos despacho y aseo. Se caracterizan por estar aisladas térmicamente.

Casetas aisladas con frontal acristalado: Este tipo de casetas se utilizan de forma muy especial en dos casos. El primero acostumbra a ser cuando se ubican oficinas de ventas en la propia obra, por lo que se hace necesario tener una visibilidad importante de la construcción, en especial para que los posibles clientes puedan contemplar la obra mientras se realiza la entrevista de ventas. El segundo caso es cuando necesitamos ubicar a arquitectos o aparejadores en la zona de obra. En estos casos se hace importante también que los profesionales tengan visibilidad desde su despacho de trabajo, por lo que la pared de cristalera, ubicada convenientemente, facilita el seguimiento por parte de los responsables de la obra.

Casetas diáfanas sin aislar: Son los módulos de obra más sencillos. Ideales para guardar herramienta o para ser utilizado como vestuario. En este caso no existe aislamiento térmico.

Casetas sanitarias aisladas: Los módulos sanitarios son utilizados como baño o aseo. En Senta Maquinaria disponemos de módulos sanitarios desde 1 metro hasta 6 metros y el dispositivo de los aseos es totalmente ecológico.

Casetas basadas en contenedores (Almacén): Por último, encontramos los módulos basados en contenedores de transporte. Por supuesto, este tipo de casteas no cuentan con aislamiento térmico y no son tan confortables como las anteriores, pero suelen ser ideales para un uso exclusivo de almacén.

Si vas a acometer cualquier tipo de obra y quieres conocer en detalle los tipos y prestaciones de las casetas de obra que puedas necesitar, ya sea para su compra o para alquiler, puedes concertar una visita con nosotros y te asesoraremos en tus necesidades.